Inicio > Kalaitaka (Diario) > La Ceremonia del Fénix

La Ceremonia del Fénix

La noche antes de mi partida, Phoenix fue bañado por la luz de una tormenta eléctrica. Como durante el viaje había compartido la Ceremonia del Fénix (Phoenix), pensé que esto era importante. El Gran Espíritu me había mostrado este ritual, que es entretejer ocho palillos planos haciendo forma de la “union jack” (diseño en la bandera de Gran Bretaña). Este patrón, tras haber sido cargado con todo aquello que ya no necesitamos y que nos limita, se quema para sobrepasar estos límites y elevarnos sobre ellos. En otras palabras, hace que el fénix se eleve de las cenizas. Estas cenizas pueden utilizarse después para desbloquear estancamientos esparciéndolas en lugares que necesitan ser liberados
Cuatro días más tarde hubo una ceremonia nocturna en la isla de Oahu, en el interior de Hawai. En el momento en que las fronteras del Fénix (los ocho palillos con el patrón) se pusieron en las llamas, hubo rayos y truenos a nuestro alrededor, seguidos de una lluvia torrencial. Más tarde me dijeron que llevaban dos meses de sequía en todas las islas. Además, casi nunca hay truenos en Hawai.

Entonces se me acercaron dos hombres, padre e hijo, queriendo hablar conmigo. El padre dijo: “esta mañana me quité todos los anillos para darme un baño… cosa que nunca antes había hecho. Cuando acabé el baño iba a ponérmelos…pero no estaban, ¡habían desaparecido!. Este misterio me rondaba la cabeza durante la ceremonia, pero entonces, cuando se encendió el fuego y hubo la tormenta repentina… ¡los anillos aparecieron en mis dedos! Mi hijo también fue testigo de ello y además, a él también le había sucedido algo. La pulsera de metal con piedras de turquesa que llevaba en la muñeca, de repente se rompió por la mitad y cayó al suelo”.

Razoné que con la energía inspiradora de la Ceremonia del Fénix la limitación de la mente humana había sido trascendida por el poder psíquico, trascendiéndose así también el espacio y el tiempo. Después de todo, fuimos creados a Imagen y semejanza del CREADOR de TODO. Eso nos convierte en Co-Creadores y en Trabajadores del Milagro. Lo que Jesús dijo un día es verdad: “Todo lo que puedo hacer, puedes hacerlo tú, e incluso más”. Con esta experiencia mi compromiso con el Mayor Milagro, la PAZ MUNDIAL, se vio fortalecido una vez más. Desde entonces, las cenizas de las continuas Ceremonias del Fénix se han esparcido alrededor del Mundo.

Categorías:Kalaitaka (Diario)
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: